lunes, 10 de diciembre de 2012

Diferentes grados de castigo en el Infierno



El objetivo de escribir este pequeño ensayo no es para decirle a los que no han conocido a Cristo como su único y suficiente salvador personal que irán al infierno y que tendrán diferentes grados de castigo, si no el alertarlos y que puedan ver y comprender que un día Dios juzgará a las personas.
Veamos el texto de Mateo 11:20-22
20. Entonces comenzó a reconvenir a las ciudades en las cuales había hecho muchos de sus milagros, porque no se habían arrepentido, diciendo: 21¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en vosotras, tiempo ha que se hubieran arrepentido en cilicio y en ceniza. 22 Por tanto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para Tiro y para Sidón, que para vosotras


Cuando alguien comete un delito es juzgado por las leyes y dependiendo de lo que haya hecho, así será tipo de castigo que se le de, puede ir a una prisión de máxima seguridad o puede estar retenido unas cuantas horas, le pueden aplicar la pena de muerte, cadena perpetua o solo puede ser amonestado verbalmente o incluso pagar una fianza.
En el caso de los versículos anteriores nos dice que los habitantes de unas ciudades serían más duramente castigados que otros, ¿Por qué? ¿Qué toma en cuenta Dios para llevar a cabo ese juicio?
Las respuestas  varían de acuerdo al tipo luz que hayan recibido, Corazín y Betsaida habían recibido milagros y habían tenido la oportunidad de que Jesús llegar personalmente a predicarles, pero no le quisieron recibir.

En el verso 22 encontramos palabras directamente dichas por Jesús el día del juicio, será más tolerable el castigo para Tiro y para Sidón, que para vosotras. Hay castigos y diferentes grados de castigos, por ejemplo no será el mismo castigo para aquella persona que mató a mas de 100 personas, que para otra que lo único que hizo es no aceptar a Dios como salvador personal, pero ambas pueden salvarse, ¿Cómo?
Acordémonos del propósito de Dios 2 Pedro 3: 9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento y Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
Ahora están alertados, no dejemos para mañana lo que podemos hacer hoy, acepta a Cristo como tu único y suficiente salvador personal hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada